西班牙语学习网

  • 高级搜索
  • 收藏本站
  • 网站地图
  • RSS订阅
  • 设为首页
  • TAG标签
  • TAG列表
  • 关键字列表
当前位置: 首页 » 西班牙语阅读 » 《1984》 » 正文

中西阅读:《1984》Parte1 第一章 11

时间:2012-06-23来源:互联网  进入西班牙语论坛
核心提示:中西阅读:《1984》Parte1 第一章 11 Entonces, todo el grupo prorrumpi en un canto rtmico, lento y profundo: GeHache. GeHache... GeHache!, dejando una gran pausa entre la G y la H. Era un canto montono y salvaje en cuyo fondo parecan
(单词翻译:双击或拖选)

中西阅读:《1984》Parte1 第一章 11

Entonces,  todo  el  grupo  prorrumpió  en  un  canto  rítmico,  lento  y  profundo:  «¡Ge—Hache. Ge—Hache...  Ge—Hache!»,  dejando  una gran pausa entre  la G  y  la  H.  Era un canto  monótono  y salvaje  en  cuyo  fondo  parecían  oírse  pisadas  de  pies  desnudos  y  el  batir  de  los tam—tam.  Este canturreo  duró  unos  treinta  segundos.  Era  un  estribillo  que  surgía  en  todas  las  ocasiones  de  gran emoción colectiva. En parte, era una especie de himno a la sabiduría y majestad del Gran Hermano; pero, más aún, constituía aquello un procedimiento de autohipnosis, un modo deliberado de ahogar la  conciencia  mediante  un  ruido  rítmico.  A Winston  parecían  enfriársele  las  entrañas.  En  los  Dos Minutos  de  Odio,  no  podía  evitar  que  la  oleada  emotiva  le  arrastrase,  pero  este  infrahumano canturreo  «iG—H...  G—H ...  G—H!» siempre  le  llenaba de  horror.  Desde  luego,  se unía al  coro; esto era obligatorio. Controlar los verdaderos sentimientos y hacer lo mismo que hicieran los demás era una reacción natural. Pero durante un par de segundos, sus ojos podían haberío delatado. Y fue precisamente en esos instantes cuando ocurrió aquello que a él le había parecido significativo... si es que había ocurrido.

Momentáneamente,  sorprendió   la  mirada  de  O'Brien.  Éste  se  había  levantado;  se  había quitado las gafas volviéndoselas a colocar con su delicado  y característico gesto. Pero durante una fracción de  segundo,  se  encontraron  sus  ojos  con  los  de  Winston  y éste  supo  —sí,  lo supo— que O'Brien pensaba lo mismo que él. Un inconfundible mensaje se había cruzado entre ellos. Era como si sus dos mentes se hubieran abierto y los pensamientos hubieran volado de la una a la otra a través de los ojos. «Estoy contigo», parecía estarle diciendo O'Brien. «Sé en qué estás pensando. Conozco tu  asco,  tu  odio,  tu  disgusto.  Pero  no  te  preocupes;  ¡estoy  contigo!»  Y  luego  la  fugacísima comunicación se había interrumpido y la expresión de O'Brien volvió a ser tan inescrutable como la de todos los demás.

Esto  fue  todo  y  ya  no  estaba  seguro  de  si  había  sucedido  efectivamente.  Tales  incidentes nunca tenían consecuencias para Winston. Lo único que hacían era mantener viva en él la creencia o  la  esperanza  de  que  otros,  además  de  él,  eran  enemigos  del  Partido.  Quizás,  después  de  todo, resultaran ciertos los rumores de extensas conspiraciones subterráneas; quizás existiera de verdad la Hermandad.  Era  imposible,  a  pesar  de  los  continuos  arrestos  y  las  constantes  confesiones  y ejecuciones, estar seguro de que la Hermandad no era sencillamente un mito. Algunos días lo creía Winston; otros, no. No había pruebas, sólo destellos que podían significar algo o no significar nada: retazos  de  conversaciones  oídas  al  pasar,  algunas  palabras  garrapateadas  en  las  paredes  de  los lavabos,  y,  alguna  vez,  al  encontrarse  dos  desconocidos,  ciertos  movimientos  de  las  manos  que podían  parecer  señales  de  reconocimiento.  Pero  todo  ello  eran  suposiciones  que  podían  resultar totalmente  falsas.  Winston  había  vuelto  a  su  cubículo  sin  mirar  otra  vez  a  O'Brien.  Apenas  cruzó por  su  mente  la  idea  de  continuar  este  momentáneo  contacto.  Hubiera  sido  extremadamente peligroso  incluso si hubiera sabido él cómo entablar esa relación. Durante uno o dos segundos, se había  cruzado  entre  ellos  una  mirada  equívoca,  y eso  era  todo.  Pero  incluso  así,  se  trataba  de  un acontecimiento memorable en el aislamiento casi hermético en que uno tenía que vivir.

    这时,全部在场的人缓慢地、有节奏地、深沉地再三高叫“B-B!……B—B!……B—B!”*他们叫得很慢,在第一个B和第二个B之间停顿很久。这种深沉的声音令人奇怪地有一种野蛮的味道,你仿佛听到了赤脚的踩踏和铜鼓的敲打。他们这样大约喊了三十秒钟。这种有节奏的叫喊在感情冲动压倒一切的时候是常常会听到的。这一部分是对老大哥的英明伟大的赞美,但更多的是一种自我催眠,有意识地用有节奏的闹声来麻痹自已的意识。温斯顿心里感到一阵凉。在两分钟的仇恨中,他无法不同大家一起梦呓乱语,但是这种野兽般的“B—B!……B—B!”的叫喊总使他充满了恐惧。当然,他也和大家一起高喊:不那么做是办不到的。掩饰你真实的感情,控制你脸部的表情,大家做什么你就做什么,这是一种本能的反应。但是有那么一两秒钟的时间里,他的眼睛里的神色很可能暴露了他自己。正好是在这一刹那,那件有意义的事情发生了——如果说那件事情真的发生了的话。

    (*英语“老大哥”的第一个字母。——译注)原来在瞬息间他同奥勃良忽然眼光相遇。奥勃良这时已经站了起来。他摘下了眼镜,正要用他一贯的姿态把眼镜放到鼻梁上去。就在这一刹那之间,他们两人的眼光相遇了,在这相遇财刻,温斯顿知道——是啊,他知道(knew)!——奥勃良心里想的同他自己一样。他们两人之间交换了一个无可置疑的信息。好象他们两人的心打了开来,各人的思想通过眼光而流到了对方的心里。“我同你一致,”奥勃良似乎这样对他说。“我完全知道你的想法.你的蔑视、仇恨、厌恶,我全都知道。不过别害怕,我站在你的一边!”但是领悟的神情一闪即逝,奥勃良的肠又象别人的脸一样令人莫测高深了。

    情况就是这样,他已经在开始怀疑,是不是真的发生过这样的情况,这辞事情是从来不会有后继的,唯一结果不过是在他的心中保持这样的信念,或者说希望:除了他自己以外也有别人是党的敌人。也许,说什么普遍存在着地下阴谋的谣言是确实的也说不定,也许真的有兄弟团的存在!尽管有不断的逮捕、招供和处决,仍不可能有把握地说,兄弟团不只是个谣言面已。他有时相信,有时不相信。没有任何证据,只是一些过眼即逝的现象,可能有意义也可能没有意义:一鳞半爪偶然听来的谈话,厕所墙上的隐隐约约的涂抹——甚至有一次两个素不相识的人相遇时手中一个小动作使人觉得好象他们是在打暗号。这都是瞎猜:很可能这一切都是他瞎想出来的。他对奥勃良不再看一眼就回到他的小办公室去了。他一点也没有想到要追踪他们刚才这短暂的接触。

    即使他知道应该怎么办,这样做的危险也是无法想象的。他们不过是在一秒钟、两秒钟里交换了明白的眼光,事情就到此为止了。但是即使这样,在这样自我隔绝的孤独的生活环境中,这也是一件意义重大的事。
 

顶一下
(0)
0%
踩一下
()
0%

热门TAG: 1984 阅读


------分隔线----------------------------
[查看全部]  相关评论
栏目列表
论坛新贴